Receptor iris

Como bien sabes, desde hace unos años no podemos ver la televisión si no es a través de los receptores de televisión, o decodificadores. Estos pequeños aparatos, que en un principio solo nos permitían ver la televisión digital, se han ido perfeccionando con el tiempo hasta ofrecerte una experiencia de usuario cada vez con mayores posibilidades.

De este modo, IRIS ha sabido adaptarse a nuestras necesidades poniendo a nuestra disposición receptores en alta definición, tanto vía satélite como por TDT. Así, los modelos IRIS 9700 y 9800 son, sin lugar a dudas, los decodificadores de mayor éxito. Por ello, tienes a tu alcance diferentes versiones mejoradas de ambos modelos, como lo son, por ejemplo, las versiones de dichos receptores en alta definición (HD por sus siglas en inglés) y Combo. De hecho, para que te hagas una idea, el receptor más vendido en 2015 fue el IRIS 9700 HD, surgiendo el 9700 Combo posteriormente como su versión mejorada.

¿Por qué elegir un receptor iris?

Quizás sea esta la pregunta que te puedas estar formulando después de lo que acabamos de contarte sobre los receptores IRIS. Pues bien, aquí tienes algunas de las características de los decodificadores IRIS:

- Sincronización manual y automática.

- Diferentes tipos de conectores: USB 2.0, HDMI, RCA, Euroconector de televisión.

- Reproductor multimedia: imágenes JPEG, vídeos, MP3.

- Miles de canales disponibles (por ejemplo, el IRIS 9700 HD Combo dispone de 6000).

- Actualizaciones del software.

- Aplicaciones web y canales por internet.

- Conexión Wi-Fi interna.

- Multi idioma.

- Lector de tarjeta.

- Diseño discreto y elegante.

Evidentemente, algunas características varían en función de cada modelo de receptor iris, por lo que te recomendamos que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades. Sin embargo, puedes tener la certeza de que los decodificadores IRIS son sinónimo de acierto. Y tú, ¿con cuál vas a quedarte?

Receptor IRIS